¿Trucos para Blender? ¡Los tenemos todos! Visita nuestra sección donde podrás aprender todo sobre el programa de creación de 3D.

Existen numerosas vías, sugerencias y estrategias que se pueden descubrir para optimizar nuestra actividad en Blender. Contar con una diversidad de estrategias es común en cualquier aplicación extensa, pero en ocasiones puede resultar desafiante identificar las estrategias más eficaces de Blender y aún más complicado incorporarlas en un proceso de trabajo elaborado. En este escrito, te proporcionaremos 9 técnicas útiles de Blender que puedes experimentar para potenciar tu experiencia de diseño.

Por ello os presentamos 7 trucazos para mejorar la optimización de nuestro tiempo a la hora de modelar en 3D.

1. ¡Pirata! ¡Usa el gancho! 🪝

Además de realizar transformaciones precisas, también puede resultarte muy útil dominar las herramientas de ajuste de Blender. Otro uso de las herramientas de snap en Blender es posicionar los activos en la escena de forma súper rápida y eficiente. Con esta lista de trucos para Blender te proponemos también que utilices la opción de alinear la rotación para ajustar tus objetos a cualquier superficie.

2. Renderiza de manera inteligente (Renderización selectiva) 📷

Una forma sencilla de acelerar el proceso de renderizado es dejar de renderizar toda la imagen y empezar a renderizar sólo la región de la imagen que más nos interesa en ese momento concreto. Puedes hacerlo pulsando “Shift + B” y arrastrando sobre la ventana de la cámara. Esta herramienta de marco de selección garantizará que sólo se renderice esa zona concreta. d.

3. Reconectar los nudos durante la eliminación 🪢

Si trabajas mucho con nodos, es posible que te sientas frustrado por tener que volver a conectar nodos después de haber borrado uno solo. Afortunadamente, hay un truco de Blender que permite reconectar automáticamente los nodos después de la operación de borrado. Simplemente usa “Ctrl + X” y deja que Blender haga su magia automáticamente.

4. Utiliza el cursor 3D como punto de origen ⭕

Si has pasado mucho tiempo frustrado con el cursor 3D en Blender, te interesará saber que puedes usar el cursor como punto de origen para tus transformaciones y para posicionar tus objetos. Utiliza el botón izquierdo del ratón para situar el cursor 3D en el lugar deseado y, a continuación, utiliza “.” para cambiar el “punto de pivote” en el cursor 3D.

5. Deshacer el historial 📑

Sin duda, sabes que puedes deshacer y rehacer tus operaciones. Pero Blender también tiene todo un archivo de operaciones pasadas por las que se puede avanzar y retroceder. Basta con pulsar “Ctrl + Alt + Z” para mostrar una lista de operaciones anteriores. Selecciona lo más atrás que quieras.

6. Renderizar con transparencia 💨

En el lanzamiento de “Output” simplemente selecciona “RGBA” y tu renderización incluirá cualquier transparencia presente en tu escena. Esto creará un archivo PNG que maneja la transparencia.

7. Transformaciones incrementales más pequeñas. 🤏

Si está trabajando en algo que requiere precisión, le interesará saber cómo realizar transformaciones más precisas, incluyendo el movimiento, la rotación y el cambio de tamaño. Mientras realizas una de estas transformaciones, simplemente mantén pulsada la tecla Shift y verás que los ajustes se hacen mucho más pequeños. Este es también un truco útil cuando se está en el modo de objeto secundario.

¡Fin!

¿Qué te han parecido estos trucos? ¿Había alguno que no supieras todavía? Te leemos para conocer qué trucos usas tú 👋

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *